Satoru Yamada - A.E.C.A.

El 2007, se inauguró en Tokio un quinto museo nacional de Japón, Kokuritsu Shin Bijutsukan o The national art center-Tokio, cuyo objetivo son las exposiciones temporales y de salón. Es único museo japonés que no muestra exposición permanente, por eso el nombre oficial en inglés, no utiliza la palabra  ¨museo¨, sino ¨art center¨, siguiendo estrictamente la terminología.

Las exposiciones organizadas por este ¨museo¨ son siempre espectaculares y en cada ocasión recoge obras conocidas, razón por la que atrae a muchísimos visitantes.

En un reciente viaje a Japón, visité la exposición ¨Alfons Mucha¨. En ella, se exhibía la gran serie de las 20 obras de la Épica Eslava.

La Épica Eslava es un conjunto de 20 obras gigantes realizadas entre el 1910 y el 1928, el formato mayor tiene  600x800 cm y la obra más pequeña 400x500 cm. Su tema es la historia, el mito y el folklore de los eslavos.

 En el 1900 Mucha estuvo encargado de la decoración interior del pabellón de Bosnia y Herzegovina de la Expo del París. Se piensa que durante esta circunstancia  fue cuando tuvo la idea de realizar y desarrollar la epopeya para su país  eslavo.

 

EL 1910, empezó a abordar la realización de la serie de las grandes obras, manifestando el deseo de la recuperación de nacionalismo de los eslavos; al terminar el trabajo, pretendió mostrar la serie monumental en Praga, pero a pesar de la monumentalidad y de su interés objetivo, la serie no pudo conseguir la admiración pública, porque el 1918 nació la República Checa. El estado social no encajaba en el concepto de la Épica Eslava. Además, artísticamente, la aparición de cubismo y suprematismo, hacían que se considerase arcaico  el estilo de Mucha. Conviene recordar que Alfons Mucha (1860-1939) es considerado como uno de los grandes representantes del art nouveau.
El tema de la Épica Eslava es impresionante. La historia de Europa es la historia de los conflictos étnicos y religiosos. Cuando los artistas tratan el nacionalismo étnico, suelen tratar los heroísmos de la victoria o el victimismo ante la invasión de otra etnia. Sin duda, el pintor checo también trata este tema en algunas obras. En su obra ¨Los eslavos en la tierra natal¨ se dibuja una pareja eslava temblando de miedo por la invasión de la otra etnia. Los ojos de la pareja eslava directamente miran a los espectadores, transmitiéndoles el terror. Por otra parte, “Petr Chelčický en Vodňany”, presenta la figura de un intelectual Petr Chelčický en el pueblo quemado por la invasión de los husitas, convenciendo a las víctimas de que la venganza no valía nada. El pintor revela la parte oscura de la Guerras husitas ante los espectadores, destacando una motivación intelectual de paz. En la obra “Después de la Batalla de Vitokov”, desarrolla la primera derrota de los cruzados católicos durante las Guerras Husitas por las tropas de Jan Zizca en el 1420, aunque lo que el pintor realiza no es la batalla sangrienta, sino la misa solemne celebrada después de la guerra. El año de la realización de esta obra es el 1916, cuando se expande la Primera Guerra Mundial. El asunto de la obra, en el mundo de aquella época, significará el deseo de la recuperación de la paz de Mucha.

Finalmente, la serie termina con “Apoteosis de los eslavos” que trata la libertad y la independencia de la República Checa y la prosperidad de los eslavos. Es la primera vez que se expone al público la serie completa de la Épica Eslava fuera del país de Mucha. Los japoneses deberían de estar impresionados, como yo lo estoy, por la tenacidad del deseo de paz del pintor. La exposición se clausuró el 5 de junio, habiendo sido visitada por más de 600.000 personas. El estilo artístico puede ser arcaico para los espectadores actuales, pero el tema es intemporal, porque es evidente que, en este mundo, toda la gente desea la paz y están hastiados con el terrorismo recurrente.  Las obras de arte habitadas de emoción y de misterio son, sin duda, inmortales. Mi deseo más ferviente es que la Épica Eslava de Alfons Mucha guíe el mundo con su imponente mensaje de paz.

 

 

Fotos de las obras (“Apoteosis de los eslavos” y vista general de la sala): Matsuzawa Masanori

permiso de sacar y publicar las fotos; Kokuritsu Shin Bijutsukan

VISITAS AECA

1672658
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
El pasado mes
Total
258
1128
1386
1651840
33623
34594
1672658
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd