José Luis Antequera

Comisario de la Exposición

 

La evolución estilística   del pintor   Ramón Castañer transcurre por distintas etapas pictóricas en el trascurso de su dilatada carrera, en palabras de Adrián Miró su obra es consecuencia, de los varios Castañer que habitan en el pintor.

 En 1954 la  paleta de Castañer  comienza siendo muy contenida de tonalidades, nada anecdótica, evitará los bruscos contrastes lumínicos y se decantará hacia el dibujo, el volumen y los espacios compactos, con tendencia a lo geométrico.  Se convertirá en un sólido muralista y utilizará una audaz perspectiva aérea. Castañer, influenciado por el cubismo  empleará planos yuxtapuestos evitando las curvas. Se moverá en la tendencia de Vázquez Díaz y su figuración geométrica.

 En 1958  visita París y los pintores impresionistas  desconciertan al pintor, los percibe como poco convincentes; toma contacto en la ciudad del Sena con el Informalismo y sus texturas, arenas y comienza a interesarse por la abstracción y sus posibilidades matéricas. No sin antes asimilar las enseñanzas de los post-impresionistas Gauguin y Matisse.

 En 1959 Ramón cumple 30 años e inicia la depuración de líneas y masas podando en su obra   todo lo que considera prescindible  y utilizando colores de una gama sobria, equilibrando abstracción con figuración.

 Entrada la década de 1960,   se decanta   claramente por   el Informalismo abstracto y comienza la experimentación con  nuevos elemento matéricos.  Sobre 1963 comienza su retirada del abstracto y su adhesión a una nueva figuración elaborada con materiales ricos en empaste, empleados en su anterior etapa  y en 1967 da de nuevo un  giro hacia el Realismo, unas veces manierista, otras simbolista, incluso  casi hiperrealista, que ya no abandonará en sus obras.

 A Ramón Castañer le grita su pintura, dotado de la capacidad de plasmar la añoranza de los objetos sin su melancolía, asimila todos los estilos y construye al final el suyo propio fundamentado en el clasicismo renacentista   transido de realismo, con sus figuras corpóreas, volumétricas,… y por encima de todo, el dibujo, que el maestro de Alcoy domina en todas sus escalas, proporciones y encajes.

Ramón Castañer. Molinillo de café 60x100cm o/l 1985

 

Ramón Castañer. ¡Ay carne de destierro, carne vieja y apagada! 100x81 cm o/l 1984

VISITAS AECA

2684883
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
El pasado mes
Total
252
1710
7888
2655121
36603
45130
2684883
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd