Tono Brotons

Vocal de AMCA

"Emulando a Magritte, esto no es una conferencia" es como comienza su experta ponencia, titulada "La Abstracción: Su papel en el s. XX", Alfonso de la Torre, que declara que le hubiera parecido tan correcto titularla "Serán visiones particulares y otras pistas sobre la abstracción"

 De la Torre nos obsequia, en esta segunda conferencia del ciclo "Cómo acercarse al Arte Contemporáneo" organizada por AMCA (Asociación Madrileña de Críticos de Arte), con una visión experta propia del cayo de su expertise en materia de arte abstracto y en especial en los abstractos españoles como Gerardo Rueda, del que fuera asistente, Palazuelo, Zobel, Torner o del grupo El Paso (Millares, Saura, Juana Francés, Feito, Canogar, Suarez, Rivera, Serrano, Chirino, Viola).

 Tomás Paredes, Presidente de la AECA, como hiciese con Bonet, nos introduce el perfil de un conferenciante destacando su labor como editor de Poesía, propia y de Artistas, y Catálogos Razonados, Comisario de exposiciones y rescatador de la disciplina de escaparatismo de calidad inspirado en las puestas en escena que hiciesen en los años 60 artistas como Millares y otros artistas abstractos y geometristas para escaparates como los de Galerías Preciados.

 Tres conceptos destaca que son los vehiculares de la abstracción el el siglo XX: La errancia y la velocidad, la fotografia como signo de la modernidad y las guerras mundiales.

 

 Los artistas, a comienzos del XX, son errantes, viajan buscando los espacios en los que se "cuecen" los nuevos movimientos artísticos y donde se concentran los artistas y el Arte.

 Paris y Nueva York son los dos destinos principales. Los artistas viajan y se acercan a los museos mas ricos, conocen en primera persona el arte arcaico. El colegio de España acoge a Chillida, a Palazuelo o Sempere en la ciudad universitaria de Paris. El Louvre y los museo parisinos, así como las expos universales muestran a estas nuevas generaciones de artistas el arte primitivo cargado de simpleza, geometría y exotismo. 

 Por otro lado los medios de transporte y la velocidad dan al traste con la necesidad de incorporar el movimiento en la representación abriendo una puerta a la abstracción. Alfonso de la Torre nos ilustra esta realidad de forma poliédrica introduciendo la condición de viajero del bastón de Brancusi, artista que en paralelo a su fascinación sobre ese arte primitivo, muestra un interés compartido con el que fuera su agente en USA, Duchamp. Este último, pone este interés de manifiesto en su obra "Desnudo Bajando una escalera nº2" (1912) previo a "El Urinario" en el Salón de los Independientes de 1917.

 (imagen - Desnudo-Bajando-una-escalera-nº2_Duchamp_1912.jpg)

Duchamp, Léger y Brancusi ya han visitado el Salón de la aviación de1912. Muestran curiosidad sobre el progreso, el futuro y el movimiento como pone de manifiesto Leger en su obra "Las Hélices" y Brancusi con su obra referenciada de "L'oiseau dans l'espace" o el gusto, de éste rumano, por la música Gypsi Jazz de la guitarra de velocidad trepidante de Django Reihardt.

 

Duchamp presenta entonces en singulares muestra sus rotorelieves junto a los móviles de Calder y las obras de otros artistas que hacen vehicular la velocidad y el movimiento para el desarrollo de la abstracción del s. XX.

 La fotografía revoluciona el mercado del Arte. Fox Talbot nos acerca al alma de la naturaleza con la fotografía y esto atrae la atención de los artistas que encuentran pistas para un nuevo lenguaje que también alimenta el proceso a la abstracción.

Una secuencia, nos establece de la Torre, para ilustrar la sublimación de lo real a lo abstracto, Friedrich, Rothko, Turner y Warhol. Este último con su caja Brillo. Las nuevas corrientes hacen una revelación de lo invisible, de lo espiritual del arte. Kandinsky y Klee reinventan la mirada sobre el romanticismo con la abstracción. Un nuevo Romanticismo en el Expresionismo Abstracto, en el Informalismo, en lo que Michael Tapié acuñase como Art Autre (Otro Arte).

 

                                                                        (imagen - Rothko_Friedrich.jpg)

Y, por último, Alfonso de la Torre nos teje una reflexión sobre el valor de esa sublimación de lo físico a lo abstracto como bálsamo a lo trágico de la realidad de las Guerras Mundiales y de la Guerra Civil Española. El origen de la abstracción revela el dramatismo de la época. El terror se ha vuelto tan real como la vida misma. La abstracción y la destrucción..."Bolsas de silencio en las que arraigar y crecer" - como definiese Rothko- es descriptivo de el momento de necesidad de los artistas en los años cincuenta de hacer una reflexión sobre el arte y su papel.

Nos ilustra esto con la obra "El Muro" (1969) de Millares, del que es experto y al que referencia con los grabados de los desastres de la guerra de Goya, y en la que el artista en una abstracción evoca los desmembramientos y los trágicos resultados de las guerras en el hombre contemporáneo.

                                                       (imagen- El-Muro_Millares1969_Goya.jpg)  

 Otra vez mas, la AMCA y su ciclo de conferencias nos acerca al Arte Contemporáneo con una ponencia "sincopada", en consonancia con el movimiento de la abstracción, de la mano de este Crítico, Alfonso de la Torre.

 

La última de las conferencias de este ciclo de la AMCA, a cargo de Carmen Pallarés, y que lleva por título "Cómo acercarse al Arte Contemporáneo"  nos invita a seguir descubriendo el Arte.

VISITAS AECA

2839550
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
El pasado mes
Total
239
1214
2641
2818274
22151
27231
2839550
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd