LEIRO EN TABACALERA

María Toral

Comisaria de la exposición

Miembro de AICA

“... el escultor saca todo lo superfluo y reduce

el material a la forma que existe dentro de la mente del artista.”

Giorgio Vasari

 

 

A través de siete espacios diferenciados (Leviatán, Transito, Frontera, Nichos, Lugar, Modelos y Caracteres) el espectador podrá observar un conjunto de ochenta obras de Francisco Leiro (Cambados, 1957), seleccionadas especialmente para esta exposición en Madrid.

Algunas de esas piezas son inéditas y este corpus artístico abarca un periodo que se inicia en los años noventa hasta llegar a nuestros días con esculturas realizadas este mismo año pensando en las características de las salas de Tabacalera. Un espacio singular que nos invita a explorar la trayectoria de este incansable artista a través de una ruta marcada por siete etapas en las que el dibujo y la escultura se funden en una perfecta armonía.

Obras representativas de este artista gallego que, en su dilatada trayectoria, ha logrado crear un estilo único con un imaginario inagotable. Distintos estilos como el surrealismo o el pop art que unidos a temas muy variados provenientes de la mitología, la cultura gallega o la realidad social de su tiempo, le han llevado a convertir sus trabajos en piezas de arte repletas de expresividad. Una expresividad que culmina gracias al manejo de distintos materiales como el granito, el mármol o la madera. Leiro fragua sus trabajos llegando hasta el núcleo de cada una de sus piezas y realizando una fundición de elementos que le otorgan una versatilidad y una dimensión imponente como ocurre en la obra “Leviatán” (2012), que evoca a la bestia marina del Antiguo testamento y que sirve de introducción a las otras seis etapas que el espectador recorrerá por Tabacalera. Lo onírico de su obra está presente en muchas de sus piezas como por ejemplo en “Nubes”, de principios de los años noventa, donde juega con la metáfora de lo liquido convertido en vapor y suspendido en la atmosfera. Una de las novedades presentadas en esta exposición son las piezas de cristal, los “Duendes”, que ha creado recientemente en La Granja. Un material delicado y frágil que le sirve de instrumento perfecto para transmitir lo efímero, la delicadeza o la transparencia.

Estamos así ante una variedad de dibujos (elemento indispensable para Leiro que realizar sus esculturas previamente traza sobre el papel esa imagen que luego proyecta en otra dimensión) y de representaciones escultóricas, que son capaces de poseer una autonomía propia que les aleja de un concepto estático y limitado.

La exposición Roteiro crea un recorrido único en el que Leiro deja patente la versatilidad que posee y nos muestra como sus creaciones artísticas están siempre en continuo movimiento y en perpetua evolución.

VISITAS AECA

3140043
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
El pasado mes
Total
856
747
1603
3120111
22734
43331
3140043
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd