PEQUEÑAS CHARLAS CON…

CINCO PREGUNTAS A JESÚS CÁMARA

Gianna Prodan

 

Desde su licenciatura en Historia del Arte (Universidad Complutense de Madrid, 1979), el curriculum de Jesús Cámara ha ido enriqueciéndose constantemente en intensidad, primeramente como Coordinador de Exposiciones del Ministerio de Cultura (1981-1990) y posteriormente como Conservador de la Colección de Pintura de Unión Española de Explosivos (UEE) de 1995 a 2005. Fue Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores de 1997 a 2005, y Director del Museo Salvador Victoria de 2003 a 2010,  donde desarrolló una amplia y continua actividad;  jurado de innumerable certámenes artísticos, conferenciante y ponente en varios congresos, comisario de varias decenas de exposiciones tanto en España como en el extranjero. Ha sido profesor en el  Máster de Museología de la Universidad Complutense, así como también en el que se desarrolló luego en la Facultad de Filología, Geografía e Historia del País Vasco y celebrando posteriormente varias conferencias sobre la misma temática, y ha prologado innumerables exposiciones.

Todo ello, aunque resumido de una forma absolutamente esquemática, nos presenta a Jesús Cámara como una persona completamente volcada en la cultura y en el arte al que no nos vamos a demorar en someter ya a nuestras preguntas.

 1) Jesús, en las recientes entrevistas a Amparo Martí y a Tomás Paredes se ha vuelto a comentar la actual situación de decaimiento de todo fenómeno cultural y artístico. En tu opinión ¿cuáles crees que son las causas de ello?

 Lamentablemente somos un país donde los valores de la educación fallan desde la infancia. A partir de ahí, no creo en los milagros y tenemos lo que hemos sembrado. Siempre hay excepciones, en la familia y en el mundo de la enseñanza. Me siento orgulloso de ser español a pesar de sus políticos. Por mi propia experiencia muy sorprendido de la incapacidad de cierta izquierda para comprender el sentido, el significado y el fin de la palabra cultura.  Avergonzado de una derecha como ha sido la gestión de Ciscar en el IVAM, denunciada mientras gestionada, y sin embargo consentida y callada. Me quito el sombrero ante Francisco de la Torre (alcalde), ya que ha convertido a Málaga en el faro andaluz del arte.

 2) Y ¿y cuáles podrían ser los remedios? 

Educación desde la base pero en la propia familia. El colegio es un plus. Se entiende sin embargo al revés. En la enseñanza la falta de las lenguas latinas y griega, filosofía e historia del arte, han convertido a España en este desierto. La cultura es el alimento del alma.

3) Como sabes yo tengo una particular vinculación con el mundo de la escultura. Por ello vengo observando con cierta preocupación la escasísima atención que se la presta, tanto a nivel nacional como internacional. A veces hasta tengo la impresión que ni siquiera los críticos, historiadores de arte o museólogos comprenden completamente, en su totalidad, el fenómeno escultórico.  En tu opinión ¿a qué se debería esta postergación tan constante de la escultura?

No es postergación. Es un lastre que sencillamente se entiende  desde el  punto de vista comercial. La pintura es más fácil de “colocar” en un apartamento que una escultura. Sin embargo, al espectador, en muchas ocasiones le llega y lo vive desde siempre, desde niño, me refiero a su vinculación con los espacios públicos, en los grandes espacios abiertos y hasta en las denostadas rotondas que han surgido en cualquier parte.

4) En tu amplísimo y denso curriculum  parece particularmente interesante el Primer Máster de Museología en el que participaste en la Universidad Complutense de Madrid. Personalmente creo absolutamente necesaria la formación de los museólogos, sobre  todo por lo que se refiere a los pequeños museos esparcidos por nuestra Península. Me gustaría oír tu opinión y experiencias en este campo.

Fue una experiencia muy interesante porque me llamó a participar quien había sido mi profesora en la misma universidad, la Dra. Francisca Hernández. Se convirtió en la experiencia piloto de otros que surgieron inmediatamente por otros campus españoles. Nada se había hecho antes de forma tan profesional y con categoría de Máster. Tantos museos nuevos surgieron desde entonces en España, pues la formación es absolutamente necesaria y sobretodo reciclarse uno mismo. Es un mundo en continua evolución y mejora.

5) Todavía a mitad del siglo pasado se veía que los grandes museos no tenían demasiadas reticencias en incluir en sus fondos expositivos a los artistas más recientes. Ahora sin embargo vamos notando que tanto en los museos como en las grandes exposiciones se repiten casi exclusivamente a las figuras más consolidadas, ¿Será  porque aseguran una mayor afluencia del público? o ¿por qué otro motivo?

En parte tienes razón. Con la crisis y con las ganas de hacer caja muchos no arriesgan. Pero siempre hay excepciones. Pienso en el Reina Sofía, a pesar de las críticas al discurso de la Colección Permanente -que comparto en gran medida-, sí que hace apuestas de revisión y de laboratorio. El Prado es magnífico y el Thyssen mantiene una muy loable programación. Pero no puedo olvidar el Museo Salvador Victoria, producto de un empeño personal del alcalde de Rubielos y que gracias a la generosidad de la viuda del artista, de hacer cumplir la voluntad del pintor, han creado un museo excepcional en una villa increíblemente preciosa y que mantiene una programación admirable en referencia a la generación abstracta española de la segunda mitad del siglo XX. España en muchas ocasiones no sólo es muy mala madre para con sus hijos jóvenes –entiéndase artistas-, sino para con sus propios hermanos. Si no es por Cuenca y Rubielos de Mora, esa generación habría ya desaparecido de la memoria y del mapa

VISITAS AECA

1601662
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
El pasado mes
Total
1100
635
3566
1579677
32623
42850
1601662
DMC Firewall is a Joomla Security extension!