PEQUEÑAS CHARLAS CON…

Cinco preguntas a MARÍA DOLORES ARROYO

Gianna Prodan

Licenciada en Filosofía y Letras en la UCM en la especialidad de Historia del Arte (1976), Premio Extraordinario de Doctorado. Obtuvo además el título de Graduado en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos en Fotografía Artística (1980). Es Profesora Titular en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM, miembro del Grupo de Investigación: Arte, Arquitectura y Comunicación en la Ciudad Contemporánea. Desde 1980 ha desarrollado una constante actividad como crítico de arte. Además de su intensa participación en seminarios, congresos, colaboración en revistas de arte, etc se le debe una monografía sobre los grabados de Bartolomeu  Maura i Montaner (1844-1926), publicada en1990, un Diccionario de Términos Artísticos (1997) y una Biografía de Cayetana de Alba (1999). Desde 2010, equilibra su trabajo académico e investigativo con una actividad coral, en los conciertos participativos convocados por la Fundación Social La Caixa, Filarmonía, Neotonarte, etc. para en el Auditorio Nacional.

 

1)    Como profesora de Arte Contemporáneo en la Facultad de Ciencias de la Información, está muy en contacto con los jóvenes:¿Qué opina nuestra juventud con relación a ese criterio tan moderno de que respecto al Arte todo es válido?

Tan, tan moderno no es.  Ya  hace tiempo se publicaron libros  y ensayos que ponían en cuestión algunas de las manifestaciones del arte último más radical, precisamente por su “sin sentido”, o porque es un arte adaptado simplemente a la moda más efectista. Entre otras publicaciones cito el famoso estudio de Lucy R Lippard: Seis años: La desmaterialización del objeto artístico de 1966 a 1972, El arte en la posmodernidad. Todo Vale de Alfonso de Vicente,  o el ensayo  ¿El arte a la deriva? de Marie-Claire Uberquoi.  El todo vale es un tema polémico, pero podría ser tan legítimo como cuando las vanguardias inventaban, experimentaban o buscaban crear sorpresa y desconcierto.

Por tanto, lo que opinan mis alumnos, que son estudiantes de Comunicación Audiovisual no de Historia del Arte,  no difiere mucho de lo que piensan algunos críticos o estudiosos más pesimistas sobre la deriva actual del arte. En general, los alumnos son bastante escépticos, pero éste no es tanto el problema como que la mayoría carecen de formación básica sobre la historia del arte. Muy pocos han visitado museos o exposiciones de arte contemporáneo como un hábito necesario durante su primera o segunda formación, no han sido receptores sensibles al arte,  no han experimentado la mirada y, consecuentemente, no han adquirido una base de conocimientos  previos a la más exigente formación universitaria.  Una de las tareas obligatorias de la asignatura que imparto es visitar una exposición o sala de un museo y escribir luego un corto texto, una especie de crónica personal y reflexiva. Extraigo algunos de estos comentarios, como la rotunda afirmación de un alumno ante la obra de Txomin Badiola en el Palacio de Velázquez del Retiro: el verdadero arte se está perdiendo, y no es escultura componer un par de sillas y mesas juntas sin sentido; el arte tiene que trasmitir algo más, y añade… que más que arte es aburrimiento. Otro aclaraba por qué había elegido la obra de un artista como Marcel Broodthaers, retrospectiva en el MNCARS, precisamente porque está en relación con el mundo audiovisual. Finalmente, en otra reseña se revelaba que la visita al Museo de Sorolla le había servido para entender las obras y la trayectoria del artista al haberlo estudiado en clase. En fin, ejemplos tengo “miles”, pero lo que  siempre me sorprende es que para muchos esta tarea es todo un descubrimiento en su vida.

2)    Y crees que ese mismo criterio lo trasladan también en el ámbito de sus intereses culturales?

En eso no estoy tan segura. El arte actual siempre se ha visto con una actitud más escéptica y distanciada en comparación con las manifestaciones de la cultura en general. Yo imagino que el que no tiene costumbre de ir a una exposición o museo, tampoco asistiría a una conferencia, concierto u obra de teatro de calidad. Cuando hay actividades culturales suelen asistir porque haya mucho mucho interés, porque les cuadre bien con los horarios de clases o porque sea evaluable en créditos. Una cosa que siempre me sorprende es que actividades como los ciclos de cine mudo en la Fundación Juan March, nunca he visto a alumnos de Comunicación Audiovisual, cuando es una de las materias fundamentales de su especialidad. Y,  también me extraña el recelo que se tiene sobre el arte actual, cuando éste ya está totalmente imbricado con lo audiovisual, la cultura de masas, el diseño, las tecnologías digitales.

3)    Sería muy interesantes que nos hablaras de las actividades del Grupo de investigación Arte, Arquitectura y Comunicación en la Ciudad Contemporánea, tema de gran actualidad vista la gran masificación de las ciudades.

Este Grupo de Investigación se inició en el 2004 por parte de varios profesores de la facultad de Ciencias de la Información (departamentos de Periodismo I y de Comunicación Audiovisual y Publicidad II), de la facultad de Geografía e Historia (Historia del Arte III) de la Universidad Complutense de Madrid, y un  profesor investigador externo de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y Geodesia de la Universidad de Alcalá, dirigidos por  el catedrático Don Carlos Pérez Reyes,  ahora director honorífico, y miembro asimismo de la AECA.  Su actividad se basa en el  estudio, debate y difusión de los trabajos que se van desarrollando sobre las diferentes y complejas interacciones entre el arte y la ciudad. Sus líneas de  investigación son Artes Plásticas y Arquitectura Contemporánea; Comunicación del Arte y Mercado; Escultura Española Contemporánea; Imagen de la Ciudad Contemporánea; Teoría y Crítica de Arte y Arquitectura; Arte y Mass-Media; Conservación y Gestión del Patrimonio Cultural. Actualmente el Grupo lleva a cabo el Proyecto de Excelencia titulado Distritos Culturales: Imágenes e imaginarios en los procesos de revitalización de espacios urbanos  del Plan Nacional de I+D. Las líneas principales en las que centro mi trabajo dentro del Grupo son: la ciudad como escenario del arte (Madrid) y su iconografía, el arte convertido en fenómeno de masas, arte y discurso sobre los medios de comunicación audiovisual, la crítica que  tiene como plataforma la red y la mujer como intérprete y participante de la renovación artística. En síntesis, Arte, Ciudad y Comunicación, Crítica de Arte y  Cultura de Masas, Mujer, Arte e Identidad. Además, no puedo eludir el tema canario, que mantengo siempre muy presente en mis investigaciones, pues mi tesis doctoral, que dirigió mi estimado D. Jesús Hernández Perera, versó sobre La pintura de paisaje en Canarias Orientales.

El Grupo saca a la luz Arte y Ciudad, revista de investigación, indexada en  importantes bases de datos y celebra anualmente las Jornadas Arte y Ciudad, encuentros Internacionales. Proyectos, publicaciones en libros y revistas especializadas, organización de seminarios y exposiciones, participación en congresos, jornadas, y otras actividades de difusión de la investigación. Toda esa información puede consultarse en su sitio web: www.arteyciudad.com/

4)    Otro tema importante en tus investigaciones es indudablemente La Mujer. Arte e Identidad. ¿A qué conclusiones has llegado a través de este estudio?

Conclusiones cerradas no. Yo he aportado un granito de arena a un tema muy amplio y complejo, y al que se dedican continuamente estudios desde distintas perspectivas. Uno de ellos es La mujer en el Arte, precisamente el tema del XIV Congreso Nacional de la Asociación Española de Críticos de Arte (AECA), que se celebró en marzo del 2013. La mujer en todos los ámbitos del arte desde la gestión, la artista, la musa; congreso en el que participé con la comunicación “La mujer en la crítica y la difusión del arte”, un asunto que conozco bien por propia experiencia. También he abordado a la mujer como musa y modelo del artista, o sobre discursos artísticos sobre identidad femenina. Pero me interesa sobre todo la mujer como protagonista y motor del arte, la mujer  activa en el medio urbano, que ha ofrecido en las últimas décadas renovadas lecturas del arte, que propone discursos nuevos, a veces “incorrectos”.  Existe un gran potencial por descubrir.

5) ¿Cómo ves tú la actual situación laboral y social de la mujer en el mundo contemporáneo y más concretamente a través de tus propias  experiencias?

Lo resumiría así: si una mujer aspira al éxito profesional, siquiera sobrevivir profesionalmente, debe buscar estrategias para poder compaginar la actividad laborar con la vida doméstica y sentimental. Esperar que decretos, leyes, y demás, te lo faciliten o te reconozcan tus méritos, es esperar mucho. Quizá sea pesimista, pero sinceramente pienso que la mujer en ésto está sola. Por poner un ejemplo, en mi departamento de unas 14 profesoras, sólo una es catedrática. Me entristece ver tanta mujer joven preparada, con un curriculum brillante… que tenga que luchar el doble para un mínimo de reconocimiento y con un sueldo que apenas le llega para independizarse. Es deseable que la mujer pueda cumplir sus expectativas profesionales y vitales: trabajar en aquello para lo que se ha formado y, con mucho esfuerzo y horas de  dedicación, formar también una familia, ¿por qué no?

6) Todavía una última pregunta pues últimamente veo necesario hacérsela a todo el mundo: ¿qué opinas de la actual situación del arte?

Que lleva varios años de desconcierto. Desde el mundo de las galerías y del comercio del arte, del artista que no sabe si pintar o utilizar las tecnologías digitales que “tanto se llevan”, hasta del crítico que ha perdido su rol como tal y no sabe cómo enfrentarse al estruendo creativo. Habrá que acostumbrarse a esta superpoblación e interrelación de medios que ha dejado aparcado el sentido original del arte. La fusión del arte plástico con la publicidad, con el diseño, con cultura de masas, con lo audiovisual digital etc. es una evidencia tal que por el momento no veo vuelta atrás. Conviven y se influyen mutuamente. Incluso todos podemos ser  artistas, escritores, fotógrafos, diseñadores. Sin embargo, esto ya lo impulsaron los propios artistas, los conceptuales, que en los años 60 unieron arte y vida y que abogaron por el arte participativo. Hoy, de todo ello el público ha sabido tomar buen partido con la ayuda y el auge de la web.  Se podría hablar de “calidad” artística, pero ¿cómo se mide?, ya ha cambiado totalmente la mirada sobre el arte, los antiguos  métodos de análisis ya no sirven. La barrera establecida entre la obra y la otra realidad, la  “mediada”, nos ha llevado a una limitada experiencia subjetiva del arte contemporáneo. ¿Habrá que escuchar a los legos en la materia, a aquellos que se sorprenden ante la visión de Fuente  (urinario) de Marcel Duchmap?, como ese alumno que en un examen me pone sencillamente: escultura pintada de blanco.

 

VISITAS AECA

1779503
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
El pasado mes
Total
239
961
2976
1757734
26217
39406
1779503
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd